Rustu Recber fue una de las figuras de la selección de Turquía que llegó a jugar las semifinales del recordado Mundial de Japón y Corea 2002, que significó algo histórico para su país. El arquero se hizo famoso porque se pintaba la cara con una raya en cada mejilla. Gracias a sus destacadas actuaciones, lo compró el Barcelona, donde llegó a compartir plantel con Lionel Messi. Esta vez Rustu volvió a ser noticia: su esposa confirmó en las redes sociales que se contagió de coronavirus y que quedó totalmente aislado.

"Me hubiera gustado dar mejores noticias sin dejar de ser transparente sobre la verdad, pero lamento decir que mi esposo está hospitalizado con el diagnóstico de Covid-19. Todo estaba bien cuando de repente desarrolló los síntoma de manera muy rápida. Todavía estamos en shock, estos son tiempos críticos y difíciles", explicó su esposa Isil en su red social de Instagram, que también contó con alivio, que ella y sus dos hijos dieron negativo en el test.

Navas voló sin permiso

Desobediendo las recomendaciones del gobierno de Francia y del PSG, el arquero Keylor Navas viajó en un avión privado desde París a Costa Rica en mitad de la pandemia por coronavirus para estar estar al lado de sus tres hijos y esposa, Andrea Salas. No es el primer jugador del club francés que abandona el país galo. También lo hicieron los brasileños Neymar y Thiago Silva.