El gobierno italiano extenderá la cuarentena dispuesta por el coronavirus hasta el 3 de mayo, ya no hasta el 13 de abril como había anunciado, al considerar que las medidas de restricción "están dando frutos" y deben ser mantenidas, en un esquema que incluirá pocas flexibilizaciones a la suspensión vigente de industrias "no esenciales". Italia, según los reportes oficiales, registró 570 víctimas mortales en las últimas 24 horas, con lo cual hubo 18.239 decesos desde el inicio de la pandemia.

Al anunciar ayer la prórroga del aislamiento, el premier Giuseppe Conte dijo: "Firmé un decreto para extender las medidas hasta el 3 de mayo. Es una decisión difícil pero necesaria, de la que asumo toda la responsabilidad política".

"El comité técnico científico nos confirmó que las señales de la curva de contagios son alentadoras y que las medidas están dando frutos, pero por esto mismo no podemos hacer que los esfuerzos hechos hasta ahora parezcan en vano", planteó Conte. "Si no, podríamos perder los resultados positivos hasta ahora, y sería una gran frustración y deberíamos empezar de cero", advirtió.

"Estamos todos impacientes por la reapertura. Espero que el 3 de mayo se pueda empezar, con cautela, pero reabrir. Debemos cumplir este esfuerzo, respetando las reglas", animó Conte en su mensaje transmitido en vivo. Además, el premier confirmó que la extensión de la cuarentena se hará para la gran mayoría de las industrias, con muy pocas flexibilizaciones.