D e acuerdo con el diagnóstico del gobierno, el ancla que imposibilitaba cualquier avance para salir de la recesión local se conocía como la negociación de la deuda externa. La pandemia del coronavirus complicó aún más el escenario al producir fuerte aversión al riesgo en los mercados, por lo que ahora el gobierno nacional se enfrenta a un desafío aún mayor que cuando asumió para convencer sobre su capacidad de pago. "Crónica" consultó con economistas y expertos financieros cuáles serán las consecuencias inmediatas.

Alberto Fernández y su equipo económico se preparan para navegar entre el estancamiento y la emergencia sanitaria bajo una fuerte tormenta financiera global. Esta semana, el riesgo país que mide el J.P. Morgan llegó a 3.100 puntos, el mayor desde el 2001. Refiere al nivel de confianza en la capacidad de honrar deuda que tiene un país y el índice dice que el peligro de tomar deuda argentina es alto.

Así, el dólar solidario escaló a $84, unos $5 desde el último viernes. Si bien, el billete verde con el recargo "solidario" del 30% ya había pasado los $80 en otras ocasiones, llegó a su pico más alto. Más pálidas sobre la Bolsa porteña: el S&P Merval sufrió una caída semanal del 32% en dólares y del 23,8% en pesos. El último día de la semana al menos se mantuvo estable, pero en otros países de la región, como Brasil y Perú, hubo un repunte del 10%, mejora que no se vio a nivel local.

Con esos datos como producto de la emergencia sanitaria global, el cierre parcial de algunas fronteras comerciales, la caída de la demanda de materias primas argentinas y demás problemas internos, el gobierno se prepara para el tramo final de negociación según el límite autoimpuesto a fin de marzo para sellar el acuerdo de deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y con bonistas privados (bajo ley extranjera).

Claro que los expertos coinciden en que esa fecha ya se ahogó en la incertidumbre del mercado post coronavirus. Conclusión que deviene, además, de un hecho concreto como la postergación de la presentación de la oferta de reestructuración de parte de la deuda externa emitida bajo legislación de Nueva York.

"Hemos estado en el camino correcto, pero ahora estamos en una situación de emergencia global que requiere que cada lado sea flexible. Se necesita un alivio sustancial. Si alguien piensa que vamos a patear el problema hacia adelante de una manera que obligue a otra reestructuración más tarde, deberían pensarlo de nuevo, porque no vamos a hacer eso", dijo esta semana el ministro de Economía, Martín Guzmán, en una entrevista a una agencia internacional.

Más allá de las conclusiones que acompañan este texto (ver al lado), la onda expansiva de esta crisis global retrasará cualquier ilusión de repunte de la actividad industrial y comercial en la Argentina.

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos