P or si faltaba algún factor productivo que pudiera manifestarse contra las retenciones, la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR) pidió pista y rechazó ayer el esquema anunciado por el gobierno para las exportaciones de soja, por considerar que "complica la competitividad argentina" y "torna inviable la actividad agropecuaria".

"A raíz de la nueva suba de retenciones a la soja, desde la CAIR, entidad que nuclea a empresas y profesionales del ámbito inmobiliario rural en todo el país, expresamos nuestra preocupación por el curso conflictivo que están tomando los acontecimientos", indicó la entidad en un comunicado.

Además remarcó que "esta medida complica aún más la competitividad argentina", y sostuvo que "mientras otras naciones del mundo promueven y favorecen las exportaciones, en la Argentina se las encarece con impuestos".

Ya la semana pasada la Mesa de Enlace -integrada por la Sociedad Rural (SR), Confederaciones Rurales (CRA), la Federación Agraria (FAA) y Coninagro-, cumplió con un cese de comercialización de granos y hacienda por 96 horas, en rechazo a la suba de tres puntos en las retenciones a la soja hasta el 33% con un esquema de compensación a productores de hasta 1.000 toneladas.

Ahora la Cámara que nuclea a las inmobiliarias ruralistas sostuvo que "torna inviable la actividad en vastas zonas del país" y advirtió que esto "impacta en la falta de trabajo, desocupación, menores ventas de insumos, caída de la inversión en maquinarias y la disminución del ahorro que nuestro país necesita para potenciar su crecimiento".

"Recordemos -remarcó la CAIR-, que el sector agroalimentario argentino produce alimentos para más de 400 millones de habitantes; que aporta, junto a la agroindustria, el 12% del Producto Bruto Interno, y que emplea a uno de cada tres argentinos".

La entidad sostuvo finalmente que es preciso reabrir las mesas de diálogo con todos los sectores interesados para encontrar variantes para salvar las diferencias existentes, y propuso que las entidades agrícolas hagan públicos los aportes de divisas que generan las exportaciones del sector.