España es uno de los países más afectados por el coronavirus, y más aún lo es Madrid. En medio de mucha incertidumbre por lo que pasará, un jugador del Real ignoró la cuarentena. Se trata del serbio Luca Jovic, quien no cumplió la restricción establecida por el Merengue y regresó a su país, situación por la que podría recibir una sanción por parte de las autoridades nacionales.

El delantero volvió a Belgrado sin autorización del club, situación por la que recibió muchas críticas por parte de sus compatriotas. Además, no respetó el aislamiento obligatorio y se lo vio por las calles de la capital de Serbia, en donde festejó el cumpleaños de su pareja, según dieron a conocer medios locales.

La primera ministra del país europeo, Ana Brnabic, fue una de las personas que se mostraron en contra de la actitud del delantero. "Tenemos ejemplos negativos de nuestras estrellas de fútbol, que cobran millones e ignoran el autoaislamiento obligatorio al regresar a casa", expresó sobre el joven y otros futbolistas serbios que juegan en el exterior.

A pesar del pedido del gobierno de Serbia a sus ciudadanos de abstenerse de regresar a su país, más de 45.000 serbios lo hicieron desde que comenzó la propagación del Covid-19.