D e pedir ayuda psicológica por el maltrato que recibió en redes a cantar "le dejo mansito el lagarto" a la pareja de otra mujer... Jimena Barón protagonizó un verdadero escándalo cuando lanzó carteles similares a los que ofrecen servicios de prostitución para promocionar su nuevo tema "Put@", pero tanto en las redes como en los medios la criticaron sin piedad e incluso la acusaron de promover la trata de personas. El conflicto profundizó la grieta que existe dentro del movimiento feminista, entre quienes se posicionan de manera opuesta frente el trabajo sexual. Por un lado están las regulacionistas -que teorizan que la prostitución es un trabajo como cualquier otro, y debe ser regulado legalmente- y por el otro, las abolicionistas, que, como la palabra lo indica, quieren abolir la práctica porque consideran que las mujeres no pueden ser alquiladas ni tratadas como objetos, y tienen como argumento principal la existencia de la trata de personas.

En medio de todo este debate, Jimena pidió asistencia psicológica, desapareció de las redes sociales y suspendió sus shows debido a las fuertes críticas que recibió. Días después pidió disculpas públicas en un video, pero volvió a enojarse cuando desde el municipio de Comodoro Rivadavia cancelaron un concierto que tenía agendado, algo que ella tildó como "censura".

Todo ese escándalo duró dos semanas. Pero el día señalado era el 21 de febrero, cuando tenía planeado sacar su tan polémica canción. Y la actriz finalmente la lanzó, con video incluido en Youtube. En el clip se la ve junto a un grupo de mujeres, bailando con looks sensuales y agarrando fajos de dólares. "Dicen que soy p..., pero vuelve a mí, que me visto feo, pero vuelve a mí", dice el estribillo del tema en el que ella y sus amigas son miradas con desaprobación, mientras fanfarronea que no tiene la culpa de que la pareja de otra mujer quiera estar con ella. En las redes fue muy criticada, porque lo que canta poco y nada tiene que ver con su posición de libertad y empoderamiento.

Más shockeante es el verso en el que dice, con poca poesía e intentando ser arrabalera: -se supone-: "tranquila, que yo lo comparto, lo tengo un ratito en el cuarto. Me subo y le doy un infarto, le dejo mansito el lagarto". A través de sus redes sociales, la cantante escribió una dedicatoria: "Para todos y todas los que nos dijeron put... intentando hacernos sentir mal. Para los y las que quieren sacarnos la honra de ser como elegimos ser. Ojalá esta canción te haga sentir mejor y te olvides de esa gente". Horas más tarde, comenzaba una nueva polémica por una supuesta censura en un vivo de Instagram, y porque llamativamente las visualizaciones en Youtube no crecían al nivel esperado, como con otras canciones de la artista que en pocas horas habían alcanzado el millón de visitas.

Ver más productos

Revelan los secretos de Eva Duarte

Revelan los secretos de Eva Duarte

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

Ver más productos