Guido Benvenutti tenía 53 años y no tenía condiciones preexistentes que agravaran su cuadro. No era paciente de riesgo, pero igual perdió la vida. Había descartado la internación.