El presidente del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, confirmó que el proceso de descenso del actual confinamiento al que está sometida la población española por la crisis del coronavirus comenzará de forma "progresiva y cautelosa" dentro de dos semanas.

"Si nuestro sistema de salud recupera tono, avanzaremos en las medidas", prometió el jefe del gobierno de coalición, en medio de advertencias desde el ámbito político y científico de que puede estar cometiendo un error al flexibilizar ya a partir de ahora el confinamiento total que rige desde el 30 de marzo.

"Entre el lunes (por hoy) y el martes (mañana) se van a reanudar las actividades económicas que fueron hibernadas el 30 de marzo y sólo esas. El resto de actividades que se interrumpieron seguirán igual y el confinamiento general será la regla durante las próximas dos semanas", remarcó Sánchez.

"El presidente Sánchez y el gobierno del PSOE (Partido Socialista) y Unidas Podemos están a tiempo de rectificar, no podemos permitirnos que se vuelvan a equivocar", aseguró el presidente catalán, Quim Torra, tras la reunión, al reiterar su pedido de que el encierro total continúe.

Tras tres días consecutivos a la baja, España registró ayer un repunte en la cifra diaria de fallecidos por coronavirus, tras la muerte de 619 personas, 109 más que la jornada previa.