La grieta salarial ya comenzó a sentirse entre los jugadores de fútbol. Fue Carlos Tevez, uno de los ídolos de Boca, quien con su actitud de ofrecerse a bajarse su sueldo, desprendió una interna imprevista y que aún no se sabe cómo finalizará. Son varios los jugadores, sobre todo los que menos ganan, que decidieron saltarle al cuello y desautorizarlo para que no haya una rebaja en los haberes de los profesionales de la pelota. El Apache le dio un pase en profundidad a los dirigentes de los clubes. Ellos esperan que, con el recorte, dejarán de pagar entre 80 y 100 millones de pesos (alrededor de un millón de dólares) en remuneraciones hasta fin de año. La idea es una quita que oscile entre un 10 y un 30 por ciento de manera escalonada según el ingreso.

"Esa plata la consiguen los clubes sentándose a negociar con la televisión", dijo el capitán de un equipo de Primera a cronica.com.ar. "Lo hacen -añadió el volante- para que no los puteen en la calle", remarcó. No está muy lejos de la realidad lo que manifestó al futbolista, ya que cuando regrese a jugarse el torneo local habrá una nueva negociación por la venta de derechos.

Sin embargo, desde Futbolistas Argentinos Agremiados, su representante, el secretario general Sergio Marchi avisó que rechazarán todo tipo de actitud de bajar salarios. Los responsables de los clubes ya comenzaron a hablar con algunos capitanes para tratar de lograr su objetivo. Uno de ellos, el titular de Estudiantes de La Plata, Juan Verón, dialogó con Mariano Andújar y Javier Mascherano, los dos referentes del plantel y con ingresos superiores a los 700 mil dólares al año, aunque, claro, lo perciben en pesos según la cotización del día de pago.

"Que la pague él. Quizá Tevez podrá porque habrá invertido bien la plata con sus amigos, como el x Presidente de la Nación", sostuvo el volante y capitán de Arsenal, Emiliano Méndez. Se refirió a una sociedad que el jugador de Boca supuestamente mantiene con el ex primer mandatario, Mauricio Macri, en una empresa dedica a los parques eólicos. Pero más allá de esto, varios futbolistas ya están tomando nota de lo que hizo también Racing, que acordó con Licha López e Iván Pillud, recortar un porcentaje en los salarios de todo el plantel. Lo mismo pretende el mandamás de San Lorenzo, Marcelo Tinelli, quien comenzará la negociación cuando regrese de su cuarentena en el sur del país.

Este tema traerá una grieta importante debido a que de los casi 1000 jugadores de primera división, apenas un 10 por ciento puede pasar un par de meses sin recibir un sueldo, mientras que el resto, la mayoría, no está en condiciones de soportarlo.

Lo cierto es que más allá de la pandemia del coronavirus y del impacto que surge en la economía a nivel nacional la decisión de mantener la cuarentena y suspender los partidos de fútbol hasta nuevo aviso, los dirigentes quieren bajar los salarios. No fue casual que el propio presidente argentino Alberto Fernández, hablara de fútbol el sábado pasado. Es que ya se sabe que cuando regrese a rodar la pelota, los partidos serán sin público. Y la principal entrada para los clubes seguirá siendo la plata que ingrese por la televisacón de los encuentros.

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos