La Justicia de Santa Fe ordenó liberar a un hombre de 44 años que había quedado detenido por la muerte de su pareja, en la localidad de Capitán Bermúdez, luego de que la autopsia determinara que en realidad falleció como consecuencia de una infección. Jhoana Romero (30) murió el martes por la noche en el Hospital Provincial de Rosario, tras cursar una infección en uno de sus brazos, pero el fiscal de la causa había ordenado detener a su pareja ante sospechas de un caso de violencia de género. "El informe de autopsia elaborado juntamente con la comparativa de las cuatro historias clínicas de diversos efectores médicos secuestradas pertenecientes a la fallecida da como causa de fallecimiento un shock séptico y falla multiorgánica por infección generalizada", informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA). El informe agregó que "esta infección tendría origen en un germen que ataca los pulmones agravando la infección de piel que la víctima tenía en un brazo". La autopsia incluyó un barrido microscópico para detectar cualquier tipo de lesión ósea, no encontrándose ninguna fractura o fisura.