Alrededor de 10.000 viajeros que arribaron ayer de distintos puntos de Brasil y de Santiago de Chile ya están en cuarentena para evitar la propagación del coronavirus. Los pasajeros fueron advertidos de la situación antes de abordar el vuelo en su lugar de origen y luego debieron llenar el formulario de Declaración Jurada, como lo hacen quienes vienen de Estados Unidos y Europa, para establecer el lugar donde concretarán el aislamiento, así como también los datos personales y de comunicación. "En general los pasajeros aceptan la situación sin mayores dificultades, solamente se registraron algunos casos de algunos extranjeros que venían a pasar algunos días en Argentina, que protestaron un poco porque ahora deberán pasar 14 días en un hotel y algunos, inclusive, decidieron volverse y no ingresar al país", explicaron.

Cuatro de los cinco últimos vuelos regulares de Aerolíneas Argentinas, provenientes de zona de riesgo del coronavirus, aterrizaron en Ezeiza entre las 3.55 y las 4.44 trayendo al país más de mil pasajeros argentinos, que se encontraban en el exterior. Estos vuelos fueron los únicos que arribaron procedentes de Estados Unidos o de países de Europa, ya que desde hoy rige la restricción impuesta por el gobierno nacional, para vuelos desde esos lugares, donde la pandemia se ha desarrollado con gran virulencia.