Frente a la problemática que enfrenta el sistema educativo nacional, Irene Kit planteó tres desafíos concretos que "no requieren dinero, sino acción cooperativa, diálogo y esfuerzo conjunto".

De menos a más años de escolaridad

Faltan al menos 50.000 chicos de 4 años en los centros de nivel inicial y 400.000 estudiantes en la secundaria (como mínimo, pueden ser más). Cumplir la meta de educación inicial requiere combinar aulas nuevas y movilización a la comunidad para anotar a sus niños y niñas. En cambio, lograr que se complete la secundaria para todos los estudiantes que la inician es un enorme esfuerzo público y comunitario. Si bien hay que aumentar la cantidad de aulas y nombrar docentes, es muy importante remover los problemas que muchos estudiantes enfrentan en las escuelas: poca vinculación de las propuestas pedagógicas con temas significativos para los estudiantes, falta de apoyo para estudiar cuando no se entiende de primera vez, dificultades de convivencia y rechazos entre compañeros, muchas horas libres.

Del aprendizaje basado en la memoria al del pensar

Transcurridos los años de educación inicial y los primeros de la primaria, la memorización mecánica de definiciones, fórmulas, fechas y hechos aislados ocupa demasiado tiempo de los estudiantes. Esa memorización tiene un solo destino: el olvido una vez pasada la prueba. La escuela es el espacio que debe formar a los estudiantes en el aprender a manejar tanta información, a pensar y a entenderla, a relacionarla, a criticarla si es necesario y a utilizarla cuando se la requiera. En vez de tanta prueba, sería importante que a los estudiantes se los guíe para realizar producciones auténticas con base en lo que aprenden en la escuela, pocas en cada año, que integren varias materias, y que puedan mejorarse año a año.

De la distancia a la cooperación activa

Cuidar que en cada aula se construya un territorio libre de burlas es una responsabilidad de todos los adultos: docentes y familias. Promover la cooperación y el apoyo entre los estudiantes es un largo recorrido que requiere que los docentes y las familias coincidan en estos valores, y que cada día se avance un paso. Hay que vencer egoísmos naturales, controlar el deseo de dominación y hacer florecer la solidaridad, la tolerancia y el orientarse por metas de superación personal, en vez de buscar sobresalir sobre los demás. Instalar una costumbre semanal de dialogar con el grupo para ver cómo van las cosas entre ellos puede ser vivido como una pérdida de tiempo o como una enseñanza para toda la vida, porque la gente se entiende hablando.

Ver más productos

Revelan los secretos de Eva Duarte

Revelan los secretos de Eva Duarte

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

Ver más productos