E l ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido se convirtió ayer en una persona libre para trasladarse dentro del país, cuando el Tribunal Oral Federal 1 -que investiga la causa de corrupción en el Yacimiento de Río Turbio- decidió poner fin a su prisión preventiva. Los jueces le mantuvieron, de todas formas, la prohibición de salir al exterior y dispusieron que el ex funcionario deba comparecer en forma mensual ante el tribunal, según surge del fallo.

De Vido, que fue suspendido de su banca de diputado en el 2017, estaba con prisión domiciliaria desde fines del año pasado, espera una definición de la Cámara de Casación respecto de la condena que tiene en la causa de la tragedia de Once, que no está firme. El ex funcionario, de máxima cercanía con Néstor Kirchner, es uno de los mayores críticos al gobierno de Alberto Fernández sobre la presión que reclaman contra la Justicia por los "presos políticos", una interna del Frente de Todos donde varios ministros se diferenciaron del Presidente, quien siempre habló de "detenciones arbitrarias".

Al conocer la noticia, De Vido señaló que "seguiré dando testimonio para que recuperen la libertad el resto de los compañeros que fueron y permanecen injustamente detenidos", confirmando que no cesará la disputa con el sector más cercano a Fernández. Agregó que buscará "dialogar y pedir algunas explicaciones" con los dirigentes del espacio "para además insistir en la necesidad de trabajar por el resto de los compañeros" y lograr "sancionar a quienes violaron sistemáticamente el estado de derecho y las normas vigentes".

La causa por la que fue detenido -luego se sumarían otras como la de los cuadernos y se espera una resolución por la de Once- quedó seriamente cuestionada durante el año pasado, en el marco de la investigación contra el falso espía Marcelo D´Alessio. Entre la información secuestrada al hombre que extorsionaba a empresarios con el argumento de evitar que aparecieran mencionados en la causa de los cuadernos de la corrupción aparecieron datos sobre cómo se fraguó una pericia para inculpar a De Vido. Ese dato, central, era la base de la acusación en su contra. En diciembre pasado, el TOF 7 había dispuesto su excarcelación en el marco de la causa de los cuadernos, pero hasta ayer se encontraba cumpliendo prisión preventiva domiciliaria, en su casa de Zárate, por el caso Río Turbio. Los allegados al ex ministro señalaron ayer que esperaban cuanto antes el retiro de la tobillera electrónica que sigue sus movimientos.

Cuestionamiento

En tanto, familiares de muertos y heridos por la tragedia ferroviaria de Once reclamaron a la Cámara Nacional de Casación Penal que ratifique y eventualmente amplíe la condena impuesta a De Vido por ese hecho. "Ante la libertad concedida a De VIdo en una causa que no guarda ningún vínculo procesal con la Tragedia de Once queremos señalar que por la masacre de febrero de 2012 pesa sobre el ex ministro una condena de 5 años y 8 meses por administración fraudulenta de bienes del Estado", dijeron en un comunicado. Agregaron que "por dicho fallo nunca estuvo detenido, a casi 18 meses de lo decidido por el TOF 4 la Cámara Federal de Casación Penal sigue sin expedirse".

Ver más productos

Aprender a criar a nuestros hijos

Aprender a criar a nuestros hijos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Ver más productos