El dirigente de River, Antonio Zolezzi, allá en 1913, ayudó a Boca a conseguir un crédito para que pueda construir su cancha.