L os Juegos Olímpicos de Tokio, postergados este año por la pandemia de coronavirus, se celebrarán del 23 de julio al 8 de agosto de 2021, según confirmó ayer el Comité Olímpico Internacional (COI). Seis días después de anunciar la postergación por la crisis sanitaria mundial, las máximas autoridades olímpicas y el gobierno de Japón acordaron correr un día hacia atrás el programa de competencia en relación a la fecha que estaba estipulada para 2020 (del 24 de julio al 9 de agosto).

La decisión de retrasar la fecha original fue tomada en una videoconferencia de la que participaron el presidente del COI, el alemán Thomas Bach; el presidente del Comité Organizador, Yoshiro Mori; el gobernador de Tokio, Koike Yuriko; y el ministro olímpico y paralímpico, Hashimoto Seiko. En la misma reunión se acordó que los Juegos Paralímpicos se celebrarán del 24 de agosto al 5 de septiembre.

El presidente del Comité Olímpico Argentino (COA), Gerardo Werthein, fue uno de los primeros en anunciar esta noticia. "Todos los equipos y los deportistas clasificados para Tokio mantendrán su situación para los Juegos Olímpicos. Para los que restan clasificar cuando la situación sanitaria lo permita se anunciarán las nuevas fechas de los torneos clasificatorios", había adelantado Werthein.

El COI explicó que la decisión se basó en tres consideraciones principales: proteger la salud de los atletas y todos los involucrados; apoyar la contención del virus Covid-19; y salvaguardar los intereses de los atletas y del deporte olímpico como también proteger el calendario deportivo internacional global. "La humanidad actualmente se encuentra en un túnel oscuro. Estos Juegos de Tokio pueden ser una luz al final de este túnel", se esperanzó el alemán Bach, presidente del COI.

Por su parte, el gobernador de Tokio, Koike Yuriko, expresó: "La preparación para las nuevas fechas se realizará sin problemas, ya que coinciden con el mismo marco de tiempo que las originales de la competencia, lo que corresponde con la emisión de boletos, el personal del lugar, los voluntarios y el transporte. La nueva fecha es ideal".

El aplazamiento de los Juegos Olímpicos fue un hecho sin precedentes en la historia ya que, además de ser la primera vez que se celebren en un año impar, solo habían sido suspendidos en 1916, 1940 y 1944 por las guerras mundiales.