L a cuarentena había traído un poco de paz, pero otra vez Rosario se convirtió en un reguero de sangre. Un joven de 28 años fue acribillado a balazos en una calle de esa ciudad, con lo que suman cuatro los crímenes registrados en las últimas horas, alcanzando 104 los cometidos en lo que va del año en ese departamento santafesino.

El hecho ocurrió cerca de las 3 de ayer, cuando alertada por un llamado al 911 la policía acudió a las calles Cerrillos y Biedma, entre los barrios Bella Vista y Triángulo Moderno, de la periferia oeste de Rosario, y encontró a un joven tirado en la vía pública. Marcelo Bustamante, la víctima, presentaba múltiples heridas de arma de fuego a la altura del omóplato derecho, en la zona lumbar derecho y la zona abdominal, que le produjeron la muerte en el lugar.

Según las primeras averiguaciones, un vecino que escuchó los disparos y que salió a ver qué pasaba divisó a dos hombres que escapaban corriendo. El cadáver de la víctima fue trasladado al Instituto Médico Legal de la Unidad Regional de Rosario para la autopsia de rigor y la Policía Científica secuestró de la escena del crimen siete vainas servidas calibre 9 milímetros.

Se trata del crimen número 104 que se registra en lo que va del año en el Departamento Rosario y cuarto reportado entre la noche del lunes y la madrugada de ayer. La saga de violencia en Rosario había recrudecido el lunes. En Avellaneda al 6700, en barrio Tío Rolo, fue ultimado Javier Alejandro Miño, quien recibió varios disparos cuando estaba en la puerta de su casa. Sufrió heridas en tórax y abdomen y murió en el acto.

Prácticamente en forma simultánea, pero en Empalme Graneros, se producía otro asesinato. En República y Cullen, Lucas Coppola, de 26 años, recibía un tiro en la cabeza y moría en el acto. En el mismo ataque, un joven identificado como Cristian L. fue baleado en las piernas. En ese lugar, la policía recolectó 20 vainas servidas.

Pero el fin de semana también tuvo su dosis de violencia. El domingo a la noche, Roberto Ascurra, de 50 años, fue asesinado por su mujer, en Urdinarraín al 8400, donde ambos vivían. Todo habría sucedido en el marco de una pelea.

Además, el sábado a la tarde, en Villa Gobernador Gálvez, un hombre fue asesinado a balazos desde una moto cuando se encontraba en el interior de un auto junto a una mujer. Eso sucedió en General López al 200. La víctima fue identificada como Carlos Ruiz Díaz, de 31 años.

La lista de los últimos hechos de violencia se abrió cuando llegaba el fin de semana. El viernes a la noche, dos bandas que pelean por la venta de drogas en barrio Ludueña se enfrentaron a tiros en Solís y Gandhi. Dos personas murieron y otras cinco resultaron heridas. Una de las víctimas fatales fue Alexis Nahuel "Pingüino" Ortiz, de 22 años y testigo principal en el juicio por el crimen de la militante social Mercedes Delgado que terminó con la condena a 16 años de prisión de Héctor Riquelme. El otro muerto fue Adrián Almaraz, de 25 años y hermano de "Milanesa", líder de una de las bandas en pugna.

Ver más productos

¡Mes del niño solidario!

¡Mes del niño solidario!

Alberto Fernández: el componedor político

Alberto Fernández: el componedor político

¡Últimos días de SALE!

¡Últimos días de SALE!

Viví el deseo y el placer

Viví el deseo y el placer

¿Cómo conocer tu destino?

¿Cómo conocer tu destino?

¡Descuentos en Cronishop!

¡Descuentos en Cronishop!

Cómo ser más inteligentes

Cómo ser más inteligentes

¡Ahora que somos felices!

¡Ahora que somos felices!

Para trabajar la mente y la paciencia

Para trabajar la mente y la paciencia

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Ver más productos