S e conocen detalles cada vez más escalofriantes sobre Franco Vidal Fecha, que asesinó a tiros a su ex pareja y a su ex suegra en la ciudad santiagueña de Monte Quemado.

Con la premisa de establecer fehacientemente qué fue lo que sucedió antes y después del ataque -que le costó la vida a Yésica Palmas (23) y a su madre, Felipa Correa (39)- se realizó un allanamiento en una casa ubicada en Calle Pública del barrio El Porvenir donde vivía la pareja, pero era ocupada por el imputado desde que se separaron.

Para sorpresa de los investigadores, en una de las habitaciones -donde funcionaba una cocina comedor-, cubierto con un manto, había un "altar" religioso. Sobre un estante de un modular, la policía encontró la imagen de San La Muerte, una bolsa de pochoclos, un vaso de vidrio, un plato de color blanco con cebo de vela de color blanco y gran cantidad de fotos impresas de Yésica.

Además, en el "altar" había libros sobre ritos de San La Muerte, cintas de color rojo y blanco, serpentinas, y dos frascos: en uno tenía pegado un rótulo que decía "amarres" y otro con la inscripción "lava casas". En la vivienda también encontraron prendas de vestir de la joven madre, y otros elementos vinculados con la investigación de los brutales femicidios.

Los investigadores tomaron declaración testimonial a todos los familiares cercanos a las víctimas y allí se determinó que el 31 de diciembre del pasado año se había generado una pelea entre Yésica y su femicida. Al parecer, el sujeto, luego de que ella se mudara a la casa de su madre ya que no quería continuar con la relación amorosa, había revisado el teléfono de la víctima.

Según algunos testimonios, el sujeto había encontrado mensajes que Yésica intercambiaba con otro hombre -también de Monte Quemado- con el cual, aparentemente, iba a iniciar una relación amorosa.

Ante esos dichos, el fiscal ordenó el secuestro de los teléfonos móviles, los cuales serán peritados por los informáticos, quienes deberán extraer la mayor cantidad de información que sirva como evidencia para la fiscalía, para establecer cuál fue el móvil de los dos homicidios. Existirían mensajes del acusado hacia la víctima, con reclamos por esta supuesta infidelidad.

Además de determinar cómo y por qué Fecha asesinó a su ex pareja -con quien tenía un hijo de dos años-, también la policía buscaba a sus padres, quienes residían en una zona rural a unos 70 kilómetros de la ciudad de Monte Quemado y no habían podido ser ubicados, creyéndose que podrían haber sido asesinados por el mismo joven.

Luego de una minuciosa inspección, fueron encontrados varados en un camino vecinal porque habían sufrido un desperfecto mecánico en el rodado en el que se movilizaban y quedaron en un lugar sin señal mientras se dirigían a la ciudad de Monte Quemado.

Ver más productos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Claves de Alberto Fernández

Claves de Alberto Fernández

Ver más productos