Los organizadores del festival anunciaron que los espectáculos "se harán con normalidad", pese al anuncio de cancelación realizado por el gobierno porteño.