Tener entre 18 y 65 años, que ningún familiar tenga un ingreso formal y no recibir planes sociales (excepto la AUH).