Pese a los reproches que recibe por su forma de ser delante de cámara y también por haber quedado en varias oportunidades en el centro de la escena por desafortunadas frases o actitudes, el director técnico portugués José Mourinho demostró que es otro en la intimidad, al realizar un enorme gesto. El entrenador del Tottenham decidió presentarse en un centro de personas de tercera edad en Londres, Inglaterra, para llevarles comida, en el medio de esta lucha en contra del coronavirus, que en Reino Unido ya cuenta con 6650 casos confirmados y 335 personas fallecidas. "Muchas gracias a José Mourinho por venir a ayudarnos hoy en Enfield y por apoyar nuestra petición y trabajar para la comunidad", señaló la organización local Love Your DoorStep, destacando así la colaboración del reconocido entrenador.