Fiel a su estilo, Pablo Moyano no se guardó nada. El vicepresidente de Independiente salió con todo cuando lo consultaron por la delicada situación económica que atraviesa Independiente y apuntó contra los dirigentes que fueron parte del descenso. "Quédense tranquilos que Moyano no se va a ir la B ni va a quebrar", afirmó en el programa partidario "Siempre del Rojo".

Además, agregó: "No nos va a pasar lo que les pasó a otros que lo rifaron en un casino. Fue Hugo (por su padre y actual presidente) quien puso las bolas cuando la cancha era una obra en construcción que daba vergüenza y los predios eran terrenos baldíos donde los chicos de la pensión comían fideos".

El directivo también se refirió a las rebajas de salarios y deslizó que "si Barcelona está con reducciones, los contratos que ganan algunos acá ameritan que se converse porque no hay ingresos de cancha ni televisión".

Ante de finalizar se refirió a la chance de que vuelva Sergio Agüero: "Si fuera por mí, lo traigo mañana. Pero no se entusiasmen, porque quizá no se da".