El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció en las redes sociales que revocó el artículo de su decreto sobre flexibilzación laboral emitido durante la pandemia del coronavirus que permitía a las empresas dejar de pagar cuatro meses de salarios, en medio de la ola de indignación que la disposición había generado en el Congreso, la oposición y el Poder Judicial.