"Yuma", una perra callejera a la que cuidaban y alimentaban todos los vecinos, había sido sido mutilada en la localidad mendocina de General Alvear. El responsable fue un vendedor ambulante de la zona, Rubén Eleize Leico. Lo imputaron por maltrato animal después de que los vecinos hicieran una manifestación para pedir justicia por el animal. En un juicio abreviado, la fiscal Ivana Verdún llegó a un acuerdo con la defensa y Leico admitió su culpabilidad, pidió perdón e intentó excusarse al asegurar que en el momento en que ocurrieron los hechos él estaba "muy drogado". La Justicia resolvió que el hombre sea condenado a 8 meses de prisión, que no serán efectivos, ya que Leico no tenía antecedentes. Además, tendrá que tratarse por su adicción, hacer tareas comunitarias y terminar sus estudios primarios. El abogado Oscar Mellado, de la Asociación Encuentro por la Vida Animal, dijo: "Es una atrocidad. Según hemos sabido, la mayor parte de esta condena fue en realidad por infringir la cuarentena; y por matar a Yuma le han dado solamente un par de meses. Yuma fue encontrada en medio de un charco de sangre en la cucha que le habían construido los vecinos para resguardarla de las bajas temperaturas. Tenía las patas y su cabeza cortadas".

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos