la hija de la desaparecida fue a su casa y encontró una bolsa de basura en la puerta con fotos familiares y ropa. Entró porque tenía llave y halló los cajones vacíos, el colchón y el sommier mojados, como si hubiesen sido lavados.