Se pidió que realicen un nuevo informe sobre el estado de salud del ex juez platense César Melazo. Así lo hizo el Tribunal de Casación bonaerense a los peritos de la Asesoría Pericial de la Suprema Corte provincial antes de resolver si le concede o no la prisión domiciliaria, en el marco de la causa que lo investiga como sospechoso de liderar una asociación ilícita dedicada a cometer robos y encubrir delitos junto a policías, barrabravas y funcionarios judiciales.

El ex juez, actualmente detenido en el Complejo Penitenciario I de Ezeiza, a través de su abogado, había presentado la semana pasada un hábeas corpus para que se le conceda la prisión domiciliaria y alegó que está dentro de la población de riesgo ante el posible contagio del coronavirus. La defensa presentó certificados médicos que dicen que Melazo padece problemas respiratorios y cardíacos. La fiscal, Alejandra Moretti emitió su dictamen en el cual se opuso a que se haga lugar al planteo de Melazo. El Servicio Penitenciario Federal entregó un informe médico a Casación de la provincia, en el que asegura que Melazo "no pertenece al grupo de personas vulnerable", ya que tiene 59 años y no padece ninguna de las patologías que hacen riesgoso a un paciente.