V ivía un calvario, asustada por la casi convivencia forzada que mantenía con su ex pareja. A la marplatense Claudia Repetto le preocupaba su seguridad y así lo manifestó en un audio de WhatsApp que envió unas horas antes de desaparecer hace 10 días.

"Necesito plata, vivir en un lugar mejor y que este hijo de p... no me moleste más", se la escucha casi en un susurro, en el material que ya fue aportado al fiscal Frenando Castro, que ayer además confirmó el hallazgo de una gota de sangre en el living de la casa que la desaparecida ocupaba. Es que hace 8 meses la mujer había decidido terminar la relación de dos años con su vecino, Ricardo Rodríguez, y desde entonces él no dejó de hostigarla.

La búsqueda de ambos sigue, aunque la Justicia cree tener una pista certera al escuchar a la familia de la mujer, quienes confirmaron la sospecha de que Rodríguez se la llevó contra su voluntad, luego de una relación que calificaron como "violenta".

El temor que padecía Claudia era tal, que llegó a decirle a su amiga: "Escucho un ruido y pienso que es él, que me va a golpear la mano de nuevo. No quiero ni prender la luz del patio, voy a salir escondida". Según Cristian González, hijo de Repetto, "Mi mamá vivía vigilada, él estaba obsesionado con ella y no la dejaba en paz. Llegó a hacer orificios en las medianeras para ver lo que hacía".

Mientras el hermano y los hijos de la mujer siguen movilizados, las tareas de búsqueda continúan, en distintas zonas de Mar del Plata. Más de cien efectivos de la Policía Bonaerense, fuerzas federales, bomberos, un grupo de canes entrenados y drones siguieron con el rastrillaje por la zona de Acantilados, el camino viejo a la ciudad de Miramar y la zona aledaña al cementerio Parque municipal, indicó una fuente de la investigación.

Castro, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 1, informó que una muestra de sangre encontrada hace una semana en la casa de Repetto es peritada para confirmar si le pertenece, y confirmó a Rodríguez como principal sospechoso. Además del antecedente violento, unas horas antes de desaparecer el hombre vendió a su hijo una moto por $15.000. Al día siguiente, no sólo desapareció de su casa, sino que activó su celular para indicarle al hijo que le dejaba la cédula verde bajo una piedra en las playas de Punta Mogotes. No sólo estaba allí, sino que insistió en que borrara todos los mensajes.

Hasta hacerse público el hallazgo de la sangre, desde que se inició la búsqueda, el jueves pasado fue el día más relevante porque en los acantilados se encontró una pala que un vecino dijo haber prestado al hombre buscado. También se encontró el carnet de la obra social de Repetto en un montículo de tierra a metros del cruce de las calles Croce y Gutenberg, en el barrio Punta Mogotes.

Ver más productos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Claves de Alberto Fernández

Claves de Alberto Fernández

Ver más productos