A pesar de que la vuelta del fútbol es una verdadera incógnita, Boca ya tiene un pedido muy especial para realizarles a las autoridades, respecto del horario en el que disputará sus encuentros: ya no quiere jugar de noche.

El presidente, Jorge Amor Ameal, comentó los motivos por los cuales el Xeneize no desea disputar partidos en horario nocturno. "Para las empresas, el fútbol debe ser redituable. Para el que no es redituable es para Boca, teniendo en cuenta el esfuerzo y el sacrificio que hacen nuestros socios cuando nos ponen a las ocho o a las diez de la noche. Llegan a la casa para ir al trabajo", explicó Ameal.

Por expreso pedido de la televisión, en la última Superliga, 19 de sus 23 encuentros fueron después de las 19.30. Y en condición de local, disputó sólo dos partidos de día: con Arsenal (todos los equipos debían presentarse al menos una vez a las 11 de la mañana), y contra Unión de Santa Fe, a las 17.30. Por eso en Boca están decididos a ponerle un freno a esta situación. "Hay que discutir horarios y un montón de otras cosas. Ya sé que nosotros somos el rating, pero bueno, también tenemos que defender a nuestros socios", agregó Ameal.

¿Y Cavani?

El presidente xeneize volvió a referirse a Edinson Cavani, el sueño "imposible": "¿Quién va a discutir a un jugador de ese nivel y trayectoria? Yo estoy feliz y contento que diga que quiere jugar en el club, pero vuelvo a remarcar que Boca no tiene un presupuesto para traerlo".