La Fórmula 1 confirmó ayer que fueron pospuestos los Grandes Premios de Países Bajos, España y Mónaco debido a la propagación mundial del coronavirus, con lo que se complica aún más el calendario de la competición. Los aplazamientos de estas citas se suman a la cancelación del Gran Premio inaugural de Australia y a los retrasos en China, Bahréin y Vietnam.

El Gran Premio de los Países Bajos, que volvía al Mundial por primera vez desde 1985, se iba a celebrar en Zandvoort del 1 al 3 de mayo; una semana después estaba prevista la carrera en España, con el Circuit de Barcelona-Catalunya como escenario; mientras que el histórico Gran Premio de Mónaco estaba programado del 21 al 24 de mayo.

La Fórmula 1 y la FIA continúan trabajando con los promotores afectados y las autoridades locales para monitorear la situación y tomarse el tiempo apropiado para estudiar la viabilidad de posibles fechas alternativas para cada Gran Premio, "si la situación mejora".