"Es normal sentirse deprimido, angustiado, asfixiado, con incertidumbre. Personalmente, mi nivel de exigencia para conmigo y los demás es muy alto, y me doy cuenta de que en este momento de mi vida no queda otra que dejar de exigirme/exigir", escribió la China Suárez. Incluso, reconoció que no puede evitar compararse con otras mamás: "Veo que hacen manualidades con los hijos, inventan juegos y me siento mal. Yo apenas estoy pudiendo con saber la cantidad de gente que está muriendo en el mundo, los que van a morir, los contagiados, los respiradores que no alcanzan, los médicos sin dormir sin ver a sus familias, muchas veces sin los insumos suficientes para hacer su trabajo, la gente que vive al día y que si no trabaja, no come". Y agregó: "No es una queja, pienso todo el día que hay gente que lo está pasando realmente mal, que soy privilegiada por tener salud, una casa donde dormir, es simplemente decirles que es normal un día no tener ganas de hacer nada, llorar, o simplemente estar de malhumor", finalizó la actriz.