En momentos en que la angustia, la desesperación y el miedo por el avance del coronavirus invade el planeta, y la Argentina no es la excepción, también hay noticias alentadoras, donde la vida vence a la muerte. Este es uno de esos casos: tres policías de la comisaría 59 asistieron a una mujer embarazada para que pueda dar a luz a su bebé en la capital mendocina.

El episodio ocurrió en plena cuarentena, cerca de las 6.30 de ayer, cuando un oficial subayudante y dos auxiliares de dicha dependencia se llegaron al centro de salud 300 del barrio La Favorita y ayudaron a una mamá a dar a luz.

La mujer de 25 años y su bebé fueron trasladadas al Hospital Lagomaggiore, donde les realizaron los controles necesarios para que estén en óptimas condiciones, informaron fuentes policiales. "Los efectivos que ayudaron a dar a luz están muy emocionados. En momentos que estamos en una virtual guerra contra un enemigo invisible, dar vida en estas circunstancias reconforta a todos", dijo una fuente sanitaria. Tanto la mamá como su criatura posiblemente permanezcan al menos 48 horas en el centro asistencial, hasta que se complementen los estudios médicos y sedetermine si están en condiciones de ser dados de alta y terminar cumpliendo con la cuarentena obligatoria dispuesta por el presidente Alberto Fernández.