Había elegido aislarse voluntariamente por más tiempo que el período recomendado y respetaba mucho su cuarentena, pero hizo una visita al hospital para tratar una infección y descubrieron que tenía coronavirus. Eso le sucedió a Kenny Dalglish, una de las grandes leyendas del Liverpool FC, campeón varias veces como jugador y entrenador del club inglés que actualmente lidera la Premier League.

El ex internacional escocés de 69 años, quien comenzó su carrera en el Celtic antes de convertirse en ídolo de los Reds, dio positivo a la prueba del Covid-19, pero no mostró síntomas de la enfermedad.

"Sir Kenny ingresó en el hospital el miércoles 8 de abril para el tratamiento de una infección que requirió antibióticos intravenosos. De acuerdo con los procedimientos actuales, posteriormente se le realizó la prueba de Covid-19 a pesar de no haber mostrado previamente síntomas de la enfermedad. Inesperadamente, el resultado de la prueba fue positivo", declaró su familia en un comunicado.