La periodista Débora D’Amato explicó la decisión que tomó consensuada con Rial de trabajar desde la casa en la producción del programa. "La realidad es que siempre prioricé el laburo y por primera vez en mi vida conozco lo que es el temor, entonces, priorizo otras cosas. Estos días han sido muy complicados. No es victimización: vivo sola con Lola, tengo una mamá grande que es paciente de riesgo y en mi familia somos muy pocos. Mi hermano es paciente de riesgo y está en cuarentena hace rato también, porque tiene 61 años, entonces, dividir las tareas familiares para asistir a mamá y ayudarme a mí para que fuera a trabajar fue muy difícil, por lo que le quiero agradecer a mi hermana, que se desintegró en 80 pedazos para poder darme una mano", agregó. Finalmente, la periodista dio muestras de su agradecimiento también a todos los que le han simplificado la vida. "Les agradezco el enorme gesto que han tenido, porque no me quiero quedar sin trabajo, soy la que para la olla en casa", concluyó.