C ada día que pasa la situación se torna más compleja. El Covid-19 llegó a la Argentina y la cantidad de infectados no para de aumentar. El Ministerio de Salud anunció ayer que fueron detectados tres nuevos enfermos, dos de ellos en la ciudad de Buenos Aires y el restante, en la provincia, que se encuentran en cuarentena. De esta manera, "ya son 12 los casos confirmados de coronavirus en el país".

De acuerdo con el informe de la cartera sanitaria, el Instituto Malbrán analizó 28 nuevas muestras, de las cuales tres dieron positivo. Una de las personas que debió quedar aislada es una mujer, de 53 años, que estuvo en Europa. Tras comenzar con síntomas el pasado jueves, acudió a un centro de salud de la provincia de Buenos Aires y fue dejada internada por precaución, hasta que finalmente se comprobó que estaba infectada.

Por otra arte, otra persona, de 71 años, que vive en la ciudad italiana de Parma, llegó a Argentina el jueves último y ese mismo día comenzó con síntomas. El viernes acudió a un hospital porteño, donde comenzaron a hacerle los análisis y se lo dejó en cuarentena, hasta que el Malbrán confirmó que tenía el Covid-19.

El último caso difundido por el Ministerio de Salud es el de un paciente joven, sin patologías previas, que regresó a Argentina tras haber viajando a Estados Unidos, donde iba a participar de un evento que finalmente fue suspendido por la confirmación de varios infectados. Además, se indicó que su estado de salud es bueno y que está aislado en una institución privada.

La cartera sanitaria insistió en que los tres son casos importados, mientras que autoridades bonaerenses y porteñas realizan una investigación epidemiológica para comprobar si los allegados a los tres nuevos infectados pudieron haberse contagiado y, de ser necesario, para que cumplan con el aislamiento necesario.

Recomendaciones

Tras confirmar tres nuevos casos que elevaron la cifra de contagiados de coronavirus a 12 en el país, el Ministerio recordó que las personas que tengan "fiebre y síntomas respiratorios como tos, dolor de garganta, dificultad para respirar" y que hayan estado "en áreas con circulación del virus o en contacto con un caso confirmado, deben hacer una consulta médica de inmediato y evitar el contacto social".

La primera víctima

Guillermo Abel Gómez, de 64 años, había vuelto de Francia el 25 de febrero sin ningún síntoma, pero se convirtió en la primera víctima mortal provocada por la enfermedad en el país. Días después de su retorno presentó fiebre, tos, dolor de garganta, somnolencia y falta de apetito, por lo que asistió a un centro médico, donde se le iniciaron las pruebas que finalmente confirmaron que tenía coronavirus.

El jueves pasado quedó internado en el Hospital Argerich por una insuficiencia respiratoria. Finalmente falleció este sábado.