Omar estaba alojado en la comisaría de Caleta Olivia como una medida de seguridad para proteger su integridad ante las amenazas recibidas en Puerto Deseado.