Debido a la causa de fuerza mayor, Infantino pidió sacrificio a todas las partes para proteger los contratos del fútbol. "Hacen falta medidas duras, pero no hay otra opción. Todos tendremos que hacer sacrificios", expresó.