U na fuerte polémica se desató por la situación vivida el último miércoles por la noche en la vereda de dos cervecerías del barrio porteño de Recoleta, en donde grupos de jóvenes se aglomeraron sin cumplir el distanciamiento social para evitar el contagio de coronavirus, y con varios de ellos sin tapaboca, en momentos en que la cantidad diaria de nuevos casos está en aumento.

El hecho ocurrió en dos locales de la calle Junín al 1700, frente al cementerio de Recoleta, en donde se encontraron entre 12 y 14 personas agolpadas sobre la vereda que bebían cerveza o esperaban ser atendidas sin respetar ningún tipo de distancia entre sí, situación que fue advertida por personal de la Brigada de la Comuna 2 de la Policía de la Ciudad y por personal de la Agencia Gubernamental de Control (AGC).

Multa sí, suspensión no

Tras el operativo, la policía procedió a multar a los dueños de los locales, llamados Buller y Bartola, por violar artículo 205 del Código Penal, en el que se castiga el incumplimiento del distanciamiento social para evitar los contagios de Covid-19, en una denuncia que recayó en manos del juez federal Ariel Lijo.

Sin embargo, la Justicia no suspendió el funcionamiento de estos dos negocios, ya que se constató que no se encontraban abiertos para la atención al público en su interior, no tenían las mesas y las sillas desplegadas dentro del lugar y funcionaban sólo bajo la modalidad de take away y delivery, autorizadas por el gobierno de la ciudad de Buenos Aires para poder trabajar.

De todas maneras, la situación reabrió la polémica respecto del peligro de su funcionamiento por la poca conciencia que mostraron estos jóvenes para cumplir con el protocolo sanitario, algo que fue denunciado por los vecinos del barrio, quienes sacaron fotos y grabaron videos en los que se puede ver la irresponsabilidad de las personas presentes.

Responsabilidad colectiva

En relación con este tema, el vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, se refirió al acontecimiento ocurrido en el barrio de Recoleta en diálogo con el programa "Animales sueltos" y sostuvo que "se pide que vuelva cada uno a su domicilio y, si no, se tiene que aplicar una multa". En este sentido, el funcionario pidió "responsabilidad y trabajo colectivo", en tanto que advirtió que en un contexto en el cual "la sociedad argentina ha aguantado estos 140 días", pasa a ser un tema fundamental "cuidarnos el doble", ya que aún no se cuenta "ni con vacuna ni con tratamiento".

Las preguntas pasan ahora por saber si esto modificará en algo el esquema de cuarentena escalonada diagramado por las autoridades porteñas para el comienzo de la reapertura de más rubros en la ciudad de Buenos Aires, que recién en la fase 2 sumaría a la gastronomía al aire libre autoservicio, mientras que se estima que en la 3 se incorpore el servicio a la mesa.

En tanto, los operativos de la ciudad se encontrarán frente al desafío de reforzar los controles para evitar las aglomeraciones en estos lugares durante esta etapa de la cuarentena y, principalmente, lograr que se cumpla el distanciamiento social, el cual dependerá también de la voluntad de las personas de, a cuatro meses de haber comenzado con las medidas, tener responsabilidad para cumplir los protocolos.

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos