El oficialismo avanzó en su idea de que el procurador general de la Nación, el jefe de todos los fiscales del país, sea electo con mayoría simple del Senado y no con el actual requisito que fija la ley, que obliga al voto de dos tercios del cuerpo. En la reunión de Comisión de Justicia del Senado el oficialismo pasó a la firma el dictamen para el proyecto que justamente modifica estas mayorías para elegir al funcionario.

Actualmente, el cargo es ocupado de manera interina por Eduardo Casal, y el Poder Ejecutivo postula para el puesto a Daniel Rafecas. La oposición de Juntos por el Cambio ya adelantó que rechazará esta iniciativa, en una reunión de comisión donde sostuvo que, de aprobarse la designación del nuevo fiscal con estas mayorías, "pasaría a ser el procurador de una fracción política y no del Estado argentino".

En esta discusión, los números son fundamentales. Si el kirchnerismo finalmente logra sancionar este proyecto de ley, podrá elegir sin problemas el procurador, ya que en ese caso necesitaría 37 votos, en un bloque propio que cuenta con 41 legisladores en la Cámara alta. Mientras tanto, si se mantiene la actual proporción de las dos terceras partes del Senado, el Frente de Todos se verá obligado a negociar el nombre del procurador con la oposición para llegar a 48 votos.

En el proyecto del oficialismo, mientras se pide una mayoría simple para elegir al procurador, se mantiene el requisito de los dos tercios para removerlo, una diferencia difícil de explicar. Un aspecto que la oposición sí comparte es la reducción del mandato, que pasaría de ser un cargo de por vida (vitalicio) a durar cinco años, con posibilidad de reelección.

Mientras tanto, el pliego de Rafecas sigue trabado. Cuando la oposición dijo que no daría los votos necesarios para llegar a los dos tercios, el oficialismo respondió con un cambio en la forma de elegir al procurador.

Micrófono prendido

La reunión de la Comisión de Justicia de la Cámara alta estuvo matizada por momentos de cruces irónicos tras el blooper protagonizado por el senador Martín Lousteau, quien dejó sin querer su micrófono prendido, mientras seguía la sesión de manera remota. Lousteau no estaba en su casa sino en su auto, y al dejar el micrófono abierto, se lo escuchó responder un llamado y decir: "Estoy hace, diez, quince minutos, boludo, porque estoy con la comisión...".

La senadora del Frente de Todos, María de los Ángeles Sacnún, no dejó pasar la oportunidad: "Mire qué importante es para el senador lo que estamos tratando en esta comisión en nombre de la República, esto demuestra la importancia que le da el senador Lousteau". El legislador de origen radical respondió: "No puedo estar en este momento sentado en mi casa, muchos de nosotros trabajamos teniendo que movernos" y "ha ocurrido en el Senado que hasta un senador ha votado leyes teniendo que moverse".

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos