No se encontraron "restos hemáticos en el interior del boliche", aunque sí en la parte trasera del local, y se secuestraron los teléfonos de los 12 patovicas, del propietario del comercio y de los dos policías adicionales contratados por el lugar. La autopsia al cuerpo de Orellano se realizará posiblemente la semana que viene y para garantizar la transparencia en la causa se va a convocar a peritos de la parte querellante.