S obrevivientes del primer bombardeo atómico del mundo se reunieron ayer para conmemorar el 75º aniversario del ataque a Hiroshima en las inmediaciones de una icónica cúpula que aún guarda restos de los daños provocados por la bomba y llamaron al mundo a prohibir las armas nucleares.

El aumento de los casos de coronavirus en Japón se tradujo en una baja participación, pero el mensaje de los participantes fue más contundente que nunca: que Tokio se decida a firmar el Tratado sobre la Prohibición de Armas Nucleares aprobado hace tres años por la ONU y del que Japón se mantuvo al margen.

El alcalde de Hiroshima, Kazumi Matsui, recordó que las previsiones que se hicieron ese 6 de agosto de 1945, tres días antes de que Estados Unidos lanzara otra bomba atómica sobre la ciudad de Nagasaki.

"Se rumoreaba en ese momento que nada crecería aquí durante 75 años. Sin embargo, Hiroshima se recuperó y se convirtió en un símbolo de la paz", sostuvo Matsui sobre el ataque estadounidense que provocó unos 140.000 muertos en el mismo día y en fechas posteriores.

En su discurso ante el primer ministro nipón, Shinzo Abe, y otros funcionarios, Matsui rogó al gobierno que "firme, ratifique y sea parte del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares".

"Siendo el único país que ha sufrido un ataque nuclear, Japón debe convencer al público global de que se una al espíritu de Hiroshima", dijo Abe.

Su discurso puso de manifiesto lo que los sobrevivientes consideran es la hipocresía del gobierno de Japón, que permite la presencia de 50.000 soldados estadounidenses en su territorio y está protegido por las armas nucleares de Estados Unidos.

Ese acuerdo, aprobado en la ONU el 7 de julio de 2017 por 122 estados miembros, necesita ser ratificado por al menos 50 naciones y hasta ahora sólo 40 lo han hecho, entre ellas, ninguna de las potencias nucleares.

El alcalde de Hiroshima habló después de la presentación de ofrendas florales ante un monumento que recuerda la tragedia y, tras un momento de silencio, mientras se oía el sonido de una campana a la hora en la que cayó la bomba en Hiroshima, exactamente a las 8.15 AM del 6 de agosto de 1945.

En un mensaje posterior, Abe evitó en todo momento hablar del Tratado sobre la Prohibición de Armas Nucleares, pero dijo que, como viene repitiendo periódicamente, su país luchará "con tenacidad" para conseguir un mundo libre de armas nucleares.

La ceremonia se realizó con un número menor de participantes en relación con otros años para evitar los contagios de coronavirus, por lo que la ausencia de líderes internacionales fue notable.

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos