María Mercedes identificó en una rueda de reconocimiento al adolescente como la segunda persona que participó del ataque y que se llevó a su hijo, que apareció asesinado.