Por la caída de la demanda, la aerolínea yanqui United Airlines reducirá 20% de sus vuelos internacionales, además de 10% de los servicios domésticos. También ofrecerá retiro voluntario a sus empleados.