El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, expresó que está preocupado por la escalada del delito en todo el conurbano bonaerense, pero confía en que podrán trabajar de manera mancomunada con el ministro de Seguridad provincial, Sergio Berni, para reencauzar la situación.

"Mantuvimos dos reuniones con Berni que han sido muy positivas, compartimos su mirada en materia de seguridad a nivel general, estamos a disposición para trabajar de manera coordinada, nosotros aportando a la prevención y con un conocimiento vasto del territorio", subrayó Grindetti y agregó: "Desde el municipio seguiremos invirtiendo en seguridad, aportando más tecnología al servicio de la prevención. Cuando llegamos en 2015 sólo había 180 cámaras de seguridad, hoy ya contamos con 800 y durante este año vamos a incorporar 150 más".