De manera urgente, uno de los protagonistas de "Mi mujer se llama Mauricio", Matías Santoiani, fue trasladado desde el teatro hasta la Clínica Colón de Mar del Plata debido a un pico de presión. Tras permanecer cuatro horas en observación, recibió el alta. "Estoy bien. Ahora tengo 11,7 de presión. La temporada empezó un poco mal, medio desordenado, eso te va llevando y me subió la presión", comentó. "El martes -por hoy- me entregan los estudios, pero en teoría soy hipertenso y tengo que tomar una pastillita para regularme", aseguró. En su cuenta de Instagram agradeció a sus seguidores por los mensajes y posteó: "Gracias, amigos, por preocuparse, ya estamos súper" y etiquetó a todos sus compañeros de elenco. Además, contó que después del pico de presión descubrió que en su familia hay antecedentes de hipertensos. "Me fui enterando de qué es la presión y, hablando con mi hermano, me dijo que mi papá y mi mamá tenían presión alta".