U n total de once personas murieron en Italia a causa del coronavirus y las autoridades de ese país notificaron el registro de al menos otros 323 casos, mientras que el premier Giuseppe Conte pidió "desdramatizar" la situación y consideró "injusto" que otros países limiten el ingreso a los ciudadanos italianos

Los fallecidos en Italia pasaron ayer de siete a once, después de la muerte de dos hombres de 84 y 91 años y dos mujeres de 76 y 83, explicó el jefe de la Protección Civil, Franco Borrelli, quien indicó que esta patología "golpea sobre todo en términos de mortalidad a los mayores".

Los contagiados aumentaron en 39 respecto de los datos del mediodía, hasta los 322, y la mayor parte, 240, se han localizado en el foco principal del virus en Italia, la región norteña de Lombardía.

También ayer, las autoridades italianas informaron del primer caso de coronavirus en la sureña Sicilia, otros dos en Toscana, en la región central, y un caso en la Liguria.

Tras la confirmación de los nuevos casos, el premier Giuseppe Conte pidió de todos modos "desdramatizar" la situación y consideró "injusto" que otros países limiten el ingreso a los ciudadanos italianos, mientras que en la península continúan los operativos con el ejército y otras fuerzas de seguridad para hacer cumplir la cuarentena.

"Estamos todos empeñados en las relaciones internacionales, y sería injusto que llegaran limitaciones de parte de otros Estados, no lo podemos aceptar", planteó Conte en conferencia de prensa.

El premier aprovechó para defender las medidas del gobierno, a las que consideró "adecuadas", incluida la presencia de efectivos del ejército en las cinco localidades que permanecen en cuarentena en el norte de Italia, como los 80 miembros del 8° Regimiento de Paracaidistas de Legnano que vigilan los acceso a Lodi, en Lombardía.

Por el momento, ningún país dispuso el cierre de fronteras total, y sólo Kuwait canceló el puente aéreo con Italia, mientras que ayer Mauricio devolvió a 40 personas de Lombardía y Véneto pese a que no presentaban síntomas del virus covid-19.

Desde la aparición del primer caso el pasado viernes, 11 personas murieron y 323 fueron contagiadas en toda Italia, especialmente en las regiones norteñas de Lombardía y Véneto.