Los supermercados (de grandes cadenas y de barrio), las farmacias y las estaciones de servicio deben mantenerse disponibles a los consumidores.