S eguirá sin camioneta, pero la policía no estará en su puerta. La Justicia rechazó devolverle el vehículo al surfer que hace dos semanas fue demorado en la autopista Panamericana cuando volvía de Brasil y se fugó de su casa a la localidad balnearia de Ostende, y hoy, al cumplir 14 días de cuarentena, le levantará la custodia policial permanente, pero seguirá controlando que no viole el aislamiento. La medida fue adoptada por el juez federal 2 de San Isidro, Lino Mirabelli, quien desechó un planteo que había formulado la defensa del imputado Federico Llamas (27) con la intención de recuperar la camioneta Ford Explorer, modelo 1995, que le secuestraron. El juez estuvo de acuerdo con el fiscal federal de San Isidro Federico Iuspa, quien en un dictamen había opinado que el secuestro de la 4X4 y el embargo de 500.000 pesos "no eran excluyentes uno del otro" por "el importante perjuicio que las acciones del imputado pueden llegar a generar o pudieron haber generado". "Se lo revisó y los médicos informaron que no tiene ningún tipo de síntomas. De todas maneras, hay orden para que la policía chequee en forma sorpresiva y en distintos horarios que Llamas cumpla con el aislamiento social preventivo y obligatorio", sostuvieron fuentes de la investigación.