Por el riesgo de contagio, las parejas bailarán en formato "espejo", sin tener contacto físico y sólo haciendo pasos de baile en suelo, sin trucos aéreos que demandarían destreza de a dos.