Tras la final de la Libertadores en Madrid, Wilmar Barrios fue muy criticado. Al respecto, dijo: "Siento que de la puerta para adentro el cuerpo técnico sí me respaldó. Faltó que lo hicieran para afuera. Me fastidié cuando se empezaron a decir cosas de mí. Me estaban crucificando".