El detenido argumentó que tiene problemas de salud por ser portador de HIV y su defensa oficial aludió a la emergencia sanitaria declarada por la OMS por el Covid-19