En el Mundial de Rusia 2018, más específicamente en el último partido de fase de grupos de Argentina, Diego Maradona tuvo una aparición que será muy recordada. Sí, aquel encuentro en el que la Albiceleste se jugaba todo contra Nigeria por un pase a los octavos de final de la Copa del Mundo.

El mítico ex jugador robó miradas y la atención de los medios a través de gestos obscenos hacia la selección africana, cuando Lionel Messi abrió el marcador al minuto 14, así como sus celebraciones excesivas y eufóricas cuando Marcos Rojo perforó la red al minuto 86 e hizo gritar a Maradona y a toda Argentina.

Por si todo esto no fuera suficiente, Maradona también fue atendido en el entretiempo del partido tras una descompensación que sufrió.

Argentina logró la hazaña y avanzó a octavos de final contra Francia (posterior campeón del certamen). Por su parte, Maradona demostró que, aun con Messi y la Selección albiceleste en la cancha, seguía siendo suficientemente relevante para llevarse la nota por su forma tan peculiar de vivir el fútbol.

Ver más productos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Claves de Alberto Fernández

Claves de Alberto Fernández

Ver más productos